Tomates Verdes Fritos – ¿Por qué esta es la película más emblemática e importante de La Sororiteca?

 No se puede mostrar la imagen

Los años veinte, un café, y la magia cuando la historia la cuentan las mujeres.

La historia la cuentan los que ganan dice el dicho, e historias como Tomates Verdes Fritos, que conmuevan, inspiren, denuncien, visibilicen, nos identifiquen, empoderen, es necesario que sobrevivan, que se transmitan aunque no sean el tipo de historia que llega a ser contada. Si la historia la cuentan los que ganan, entonces hay que contar las nuestras para dejar de perder, para que las que están y las que vienen sepan que cuando se cuentan historias como estas, todo lo que está bien en el mundo, aunque sea por izquierda, gana.

Arranquemos con lo básico: La película está protagonizada impecablemente por Mary Stuart Masterson – Idgie-, Mary-Louise Parker –Ruth-, Kathy Bates –Evelyn- y  Jessica Tandy –Ninny-, estrenada en 1991, con un guión de Fannie Flagg adaptación del libro que ella misma escribió titulado Tomates Verdes Fritos en el Café de Whistle Stop–libro que fuertemente recomiendo para las más fanáticas-, con un soundtrack original de Thomas Newman –la música es una de las mejores cosas!- con la dirección de Jon Avnet.

¿Que es Tomates Verdes Fritos? Es una película sobre minorías, minorías y más minorías. ¿Ingredientes? Resiliencia, optimismo, dulzura, intriga, unas cuantas gotas de nostalgia, grandes dosis de valor y el ingrediente estrella más importante de todos: SORORIDAD. Lo que hace esta película absolutamente hermosa es la sazón que tiene de un humor fino e irónico y sobre todo la NATURALIDAD con la que se abordan temas controvertidos, aún a pesar de la época y lugar físico tan conservador en que se desarrolla – tales como la misoginia, el racismo, la miseria, las capacidades diferentes tanto físicas como intelectuales, el alcoholismo y el amor entre chicas entre otros – deconstruyendo así el tabú que la sociedad nos enseñó a construir alrededor de estas temáticas. Esta naturalidad es lo que hace este film especialmente diferente y libertario.

 

En ésta película, todos los personajes masculinos amigos tienen matices profundos, pertenecen a minorías o presentan algún tipo de sensibilidad. Los únicos personajes que no lo hacen, son, justamente, los malos de la película, los machos y predadores enemigos. Como en la vida misma, no?

No se puede mostrar la imagen

 

La vi cuando tenía 7 años aproximadamente –como les debe haber sucedido a varias- y me voló la cabeza. Para una nena de esa edad, ver las injusticias representadas como tales, abiertamente dichas, despierta, marca, educa. Así que me enamore de la forma que esas dos chicas de finales de 1920, eran heroínas en una historia de lo más “común”, heroínas de la vida cotidiana. Nada de grandes explosiones y autos a toda velocidad. Todo de grandes escenas, diálogos, intrigas y profundas zonas de grises en cada uno de los personajes. Acompañarlas en los cambios a los que se fueron adaptando a lo largo de sus vidas fue parte de un gran cambio en la mía. La búsqueda de Tomates Verdes Fritos tiene mucho que ver con esto mismo pero sobre este tema ya me extenderé en un ratito. Paciencia.

Para La Sororiteca, “Tomates Verdes Fritos” es su película emblema. Así que la calificación de todas las películas a reseñar decidí hacerla desde un principio en tomates verdes fritos en vez de estrellas porque no hay un film que represente mejor el espíritu de este blog. Por supuesto esta peli se lleva los cinco, integrando así el PODIO de La Sororiteca, y si existiera un Oscar Sororiteco, se llevaría el de oro también.

Si ya la viste doscientas cincuenta millones de veces –porque cada vez que la ves le encontrás un detalle o una mirada diferente-, esta historia te pone la piel de gallina y sentís que se te llenan los ojos de lágrimas cuando las primeras notas de la banda sonora recorren tus oídos…sabé que me siento HERMANADA con vos. Y es hermoso que eso pase, porque esa película es –absolutamente de principio a fin – un viaje de ida, así como lo es la libertad. Y no existe nada que hermane más que ese sentimiento.

Pero si no la viste no quiero seguir contándote más. Hacete un favor, hacete un espacio y sentate a verla.

 

Buen viaje, nos leemos en unas horas!

……………………………………..

AVISO: La reseña que sigue contiene SPOILERS por todos lados. Si no la viste NO SIGAS LEYENDO. Te cago la película, en criollo.

………………………………………

Ahora que estamos las que la vimos, empecemos de nuevo…

(Recomiendo leer esta reseña escuchando el Soundtrack Original, que también te dejo al final de la página)

Como me costó sentarme a organizar esta reseña! Me es difícil escribir una crítica subjetiva de Tomates Verdes Fritos, porque es la película que más amé en mi vida, por lejos y sin exagerar, eh. Es por esto mismo que me paralizó el miedo a no poder estar a altura de semejante película durante días.

Así que voy a intentar hacerlo de la mejor manera, y me disculpo de antemano si encuentro mis limitaciones pasionales.

Como les decía en el comienzo de esta entrada, es de saber popular que la historia la escriben los que ganan, y si la historia de tomates verdes fritos la hubieran contado los ganadores de siempre, es decir, los machos, sería algo así como: “Gorda menopausica enloquece y escucha las fabulaciones de una vieja loca sobre dos lesbianas que mataron un tipo en los años 30.”

Por suerte fue Fannie Flagg quien llenó de hermosos colores esta historia desbordante de personalidad, sentimientos, valentia y sororidad.

Cuando les decía que la vi doscientas millones de veces y siempre le encuentro algo diferente no les mentí –aunque quizás exageré con el número-, fue un proceso que aún hoy sigue vivo y para explicarlo ordenadamente puedo dividirlo en tres partes: Con mirada de niña, con mirada adolescente y con mirada adulta. Las tres miradas me educaron de formas diferentes. Las tres tan necesarias como ineludibles.

No se puede mostrar la imagen

De chiquita me identifiqué con la historia de esa nena –Idgie- que no podía ni quería obedecer a las normas, roles y estereotipos de género que se le imponían –así como ocurría en mi propia realidad-, me cautivó como esa nena se hacía grande y tenía aventuras a lo largo de su vida, que por alguna razón, por muy duras que fueran, eran superadas con éxito gracias a su enorme capacidad de resiliencia. Las escenas de Evelyn me aburrían un poco, ya que francamente no terminaba de entender como esa señora tenía una vida tan aburrida. Y como no me iban a aburrir! Si  de chiquita creía que todes de grandes, podían ser únicamente como y lo que quisieran ser. No entendía por qué a Evelyn su vida no la hacía feliz. –Ya iba a tener tiempo de entenderlo, la sociedad patriarcal se iba a encargar de enseñarme-

No se puede mostrar la imagen

De adolescente empecé a verle el lado socialmente contestatario a la historia, y me volví a enamorar de la película cuando tuve la edad suficiente para entender que Idgie y Ruth – aunque fuera mediante sutiles insinuaciones del guión o metáforas audiovisuales- estaban enganchadas constantemente en un juego de seducción mutuo, y su relación no era solo sentimental si no también sexual. Como dato curioso respecto de este tema les cuento que el director explicó en varias entrevistas que la escena de la pelea de comida en el Whistle Stop Café entre Idgie y Ruth –que ya de por sí, antes de este dato confirmatorio consideraba la escena de “foodfight” más buscona del universo y alrededores- era literalmente una metáfora de un encuentro sexual entre las dos. Y se nota, ya que durante los 2 minutos 40 que dura, hay un ambiente entre juguetón, íntimo y tenso, en donde no sabes si se están por agarrar a las piñas, tentarse de risa o arrancarse la ropa. Y sí, toda esa energía contenida es tensión sexual en su estado más puro. Y se siente. De todas formas, durante la duración de esta etapa de mirada adolescente, siempre lamenté el hecho de que no haya una escena explícita en la que se le confirme la relación hasta a la más dormida y adjudiqué personalmente la falta de estas escenas a la decisión puramente marketinera de mantener la calificación ATP (Apta para Todo Público) de la película. Esta fue una etapa ambigua, digna etapa adolescente de derribamiento de figuras e ídolas de la infancia. Por un lado sentía que el film me encantaba y no podía dejarlo atrás como a otras películas amadas de la infancia, pero por el otro lado, sentía que en la parte lésbica le faltaba power, ovarios. Pero Tomates Verdes Fritos sobrevivió con honores esta etapa, ahora van a entender por qué.

No se puede mostrar la imagen

La mirada adulta lo cambió todo por completo. Dió vuelta patas arriba mi percepción de los personajes y profundizó no sólo sus matices y sensibilidad, sino también las mías. Una de las percepciones que cambió por completo fue el hecho de entender que lo que separa a Tomates Verdes Fritos de cualquier historia de cine lésbico, es que presenta una historia de AMISTAD, de SORORIDAD entre dos mujeres. Estas películas escasean, realmente hacen falta, y con esta nueva etapa de mirada, pude entender que la decisión de adaptar del libro –si, leer el libro hizo que entendiera todo– al guión las escenas de Idgie y Ruth de explícitas a insinuadas fue correcta, ya que envía a un segundo plano la relación sexual o no que las dos chicas pudieran tener ente sí, y a un plano sumamente principal su relación de amistad. Amistad que existe más allá de si tienen relaciones entre ellas o no. Al contrario, dos chicas pueden ser novias y NO ser amigas. Es más, sucede en la mayoría de las películas de temática lésbica de las que fui espectadora. Entonces Tomates Verdes Fritos pone cuidadosamente en primer plano la sororidad y así se enriquece y diferencia.

No se puede mostrar la imagen

Como les decía, en el libro que da vida a la película, Fannie Flagg si es explícita en cuanto a los detalles sobre la relación sexual que mantienen Idgie y Ruth, pero no hace tanto hincapié en la sororidad como la película. Se mantiene mucho más al pie de los hechos y no tanto de los sentimientos, reforzando mi idea de que estos cambios y recortes se hicieron para dar más fuerza al mensaje sororo principal de la película. Recomiendo leer el libro, si sos fanática de Tomates Verdes Fritos no podes perdértelo, ya que complementa con muchos más datos de los que da la película sobre esta historia. Hay otro gran detalle haciendo mención a esto, muy muy importante: Desde siempre, cada vez que veía el film, tanto las otras personas que me acompañaban como yo, coincidíamos unánimemente en entender que la tierna viejecita narradora, terminaba siendo Idgie. Por años de años, esta misma situación. Aunque siempre me hizo ruido que Idgie después de la muerte de Ruth se casara con un chabón, tuviera un pibe, y terminara en un asilo, habiendo demostrado ella que su espíritu era tan libre e incasillable. Esto me hacía tanto ruido que era la parte que menos me gustaba de la película, y me gustaba cada vez menos. Debido a mi fanatismo con el film conseguí finalmente el libro y al leerlo me llevé la sorpresa más grata –dejando la sorpresa de ”La Señora Otis murió!” en un segundo lugar- que me podría haber llevado: Cuál es la gran trampa para distraídas? Ninny Threadgoode NO es Idgie. No lo es. Y esto es super importante. La película nos engaña de una forma tan tonta como insospechada. Fuerte en el mejor de los sentidos, no?

Procedo a explicarles. Cuando Ninny conoce a Evelyn, comparten este diálogo:

Ninny: -Sabías que me quitaron la vesícula?– Saliendo sorpresivamente de atrás de un sillón.

Evelyn: -No, no lo sabía.- Desinteresada, sentándose en otro.

N: –Oh si, aún está en un frasco en el hospital… Supongo que ahí las guardan.-Caminando hacia Evelyn.

E: –Supongo.- Desenvolviendo un chocolate.

N: –Cuando estuve en el hospital la enfermera me puso uno de ésos enemas gratuitos que les gustan tanto… -estrechándole la mano, presentándose- La Sra. de Cleo Threadgoode. Una viuda de 82 años. Imagínate. De hecho, todos me llaman Ninny. Claro que sólo estoy de visita aquí. ¿Alguna vez te hicieron uno de esos enemas gratuitos?-

E: –Bueno… –tomándose su tiempo para pensarlo detenidamente mientras deja de masticar-…no.-

N: –Lo recordarías.-

Y casi como una predicción que se cumplirá al pie de la letra, de todas las cosas que Ninny le dice a Evelyn en el momento que se conocen, recordaremos sólo la parte del enema, y ningún dato más. ¿Creen que esto es porque tenemos mala memoria, o por algún error en la construcción de los diálogos? Todo lo contrario. Fannie nos saca a pasear un rato y se ríe en nuestra cara. El dato está ahí, pero al camuflarlo entre verborragia, giros humorísticos y distracciones visuales, no lo recordamos. Aun cuando hayamos visto la película una buena docena de veces. Ninny se casó con uno de los hermanos de Idgie, Cleo, claro que jamás podría ser Idgie! Pero intencionalmente nunca nos dan el dato exacto del nombre de la apodada “Ninny”, nos presentan de forma sospechosa como la viejita conoce con tanto detalle la historia que narra y nos da la estocada final con el siguiente diálogo en la escena que cierra el film:

Evelyn:  Viendo la lápida de Ruth, en donde se lee “Ruth Jamison, 1903-1939. Por siempre en nuestros corazones” -Ohh…-

Evelyn se acerca a la lápida mientras Ninny se aleja juguetona.

Evelyn levanta un papel que se encuentra al lado de un tarro de miel y Ninny la observa pícara desde lejos.

Evelyn lee el papel que tiene escrito “Te amaré por siempre. La encantadora de abejas.”

Evelyn mira a Ninny confundida.

E: -…Idgie?- casi como llamándola a ella.

-Ninny se rie traviesa, casi como asintiendo que ese es su nombre.

E: -¿Idgie está viva?-

N: -Oh sí, sigue vivita y coleando, encantando abejas y vendiendo miel… A veces siento que puedo verla.-

-Evelyn piensa un momento y esboza la sonrisa de quien descubre un secreto.

E: -Tal vez la veamos hoy.-

Ninny le devuelve la mirada de quien comparte un secreto

N: -Tal vez…- contesta sonriendo con picardía.

E: – Vamos.-

Las dos se alejan caminando juntas agarradas por el brazo.

No se puede mostrar la imagen

Obvio que Idgie está viva! Toda esta escena es el cierre de la metáfora: Idgie va a vivir por siempre, y por siempre va a ser fiel a sí misma. Idgie no envejece porque ella representa la libertad. Tampoco la vemos explícitamente luego de que la historia que cuenta Ninny termina, porque la libertad no tiene forma física, es un sentimiento que siempre está ahí, acompañándonos, al igual que Tomates Verdes Fritos en nuestra propia vida. Es por eso que encuentro muy interesante un paralelismo que se presenta en este film, de “una historia dentro de otra historia” – como sucede en “Continuidad de los Parques”, cuento de Julio Cortázar, en el cual lo que el lector leía era su propia realidad-. Ficción dentro de una ficción, que se convierte en realidad. Pero voy a desarrollar esta explicación para que se entienda mejor: Todas somos -o fuimos al menos- Evelyn Couch en algún aspecto de nuestra vida, cansadas de sentirnos las boludas, pasadas por arriba, subestimadas, olvidadas, insatisfechas con nosotras mismas. En las palabras de Evelyn “demasiado joven para ser vieja y demasiado vieja para ser joven” No es por mero azar que su apellido sea justamente “Couch” (En ingles “Sofá”), vamos, somos todas viendo la película desde nuestros sillones! Al igual que sucede con Ninny, que se apellida Threadgoode (O sea Thread-Goode! En inglés “Thread”= ”hilo” y “goode” o “Good”=”Bueno”), es decir, “Ninny Buen-hilo”, convenientemente es quien va desenrollando el hilo argumental de la historia, así como lo hace la autora Fannie Flagg (“Nini”…”Fani”…a que hasta suenan parecido si lo pensamos un segundo, no?), quien desde el guión nos cuenta esta historia a todas nosotras. Ninny nos tiende una trampa de interpretación cuando dice sobre Idgie que “a veces siente que puede verla”, dándo a entender que es ella, porque Idgie –quién recordemos representa la libertad- ahora que su historia nos fue contada, es parte de nosotras y la llevamos dentro nuestro también. De Evelyn, de nosotras, de Ninny y de Fannie. Una se nutre de las historias que le cuentan, e historias como esta nutren mujeres fuertes, mujeres unidas, mujeres libres.

Entonces repasando hasta ahora: Evelyn=Espectadoras, Ninny=Autora Fannie Flagg, Idgie=Libertad…pero que nos está faltando en el desmembramiento de la metáfora de esta historia?

Towanda.

Towanda es esencial. Cuando Idgie se cruza por primera vez fugazmente a Frank Bennet el diálogo de la escena aunque no parece significativo, ciertamente lo es. Revisémoslo:

Frank Bennet: -¡Buenos días, linda! ¿Y quién serías vos?– le dice acercándose con un tono subestimante casi infantilizado a Idgie que pasaba caminando.

Idgie: –Para vos, Towanda. Y quién sos vos.– responde mirándolo de arriba a abajo.

No se puede mostrar la imagen

Towanda, no? Para Frank Bennet, ella ni siquiera tiene otro nombre con el que presentarse más que Towanda. Entonces, qué es Towanda?

De nuevo en palabras de Evelyn: “Towanda, la vengadora (…) Towanda, la correctora de todo mal, reina sin comparación” Junto con Evelyn, nos damos cuenta que podemos trasladar la idea de Towanda a nuestras vidas. Liberarnos con Towanda al igual que Evelyn tiene la revelación de su vida en un arranque de furia en el estacionamiento de un supermercado. Que es lo que le pasa a Evelyn –y a las espectadoras- cuando traslada el Towanda a su realidad? Se empodera. Se fortalece. Se adueña de su propia vida y destino. Tomates Verdes Fritos nos cuenta una historia para que Towanda nos acompañe a todas para siempre, a partir del momento en que los títulos comienzan a correr. Towanda es una metáfora de nuestro empoderamiento. Towanda es nuestra cara más guerrera, más loba. Y si, al igual que Frank Bennet hay seres del horror que sólo conocerán de nosotras a Towanda. Mediante un aullido de su nombre, o mediante su mero pensamiento, Towanda nos da valor, nos empodera, y nos empuja inevitablemente hacia lo justo, lo necesario, hacia la libertad.

Y como no hay mejor arma de liberación que la sororidad, Towanda también nos empuja a ella. La Sororidad. Ese es el tema principal de Tomates Verdes Fritos, y por si aún tenemos dudas, nos los dice explícitamente Ninny en el diálogo que se desarrolla después de contarle a Evelyn que pasó realmente con Frank Bennet:

Ninny: -A veces la verdad es graciosa… Me siento mejor ahora.-

Evelyn: -Que bien.-

N: -Me siento mejor porque toda esa gente vivirá mientras tú las recuerdes… Me recordaste sobre lo más importante en la vida. ¿Sabes que pienso que es?-

E: -No señora.-

N: -Las amigas…. Las mejores amigas.-

No se puede mostrar la imagen

Piel de gallina, no? Me hace querer salir corriendo a abrazarlas a Idgie, a Ruth, a Evelyn, a Ninny, a Fannie, a mis amigas, a ustedes, a todas las demás, a las que no conozco, a las que voy a conocer, a las que se fueron y a las que están. Me hace sentir que somos todas una sola. Bueno, dejenme decirles que no se pone más sororo que eso.


Además de la yapa del audio, como esta es una película muy especial para mí –es la decimotercera vez que se los digo, no?- les dejo amigas lectoras la receta para cocinar tomates verdes fritos directamente del libro publicado en 1987 a ustedes. Para que los disfrutes viéndola por primera o decimoquinta vez –si sos una intensa como yo- o para que los prepares mientras escuchas el OST que, posta, es teletransportador a un universo tan embriagador como lo es el aroma de las recetas de Sipsey que te regalo acá:

TOMATES VERDES FRITOS.

“Ingredientes:

1 Tomate de ensalada mediano por persona

Aceite de Freir Panceta

Pimienta

Sal 

Harina de Maíz

Corte el tomate a rodajas de 1 cm, aderece con sal y pimienta y rebócelo con la harina de maíz. En una sarten grande de hierro, caliente suficiente aceite de freír panceta para cubrir el fondo, y fría los tomates hasta que estén ligeramente dorados por ambos lados.

La cosa tiene tomate…¡Y sabe a gloria!”

TOMATES VERDES FRITOS CON SALSA DE LECHE

Ingredientes:

3 cucharaditas de aceite de freír panceta

4 tomates de ensalada bien firmes, a rodajas de medio cm

Harina

Leche

Sal y Pimienta

Huevos batidos

Corteza de pan seco

Caliente el aceite de freír panceta en una sartén grande. Reboce los tomates en el huevo y luego con la corteza de pan seco. Fríalos a fuego lento con el aceite de freír bacon hasta que se doren por ambos lados. Ponga los tomates en una bandeja. Por cada cucharadita del aceite sobrante de la sartén, eche 1 cucharadita de harina y mézclelo bien; luego añada 1 tacita de leche caliente y deje cocer hasta que se espese sin dejar de remover. Añada sal y pimienta a su gusto. Eche los tomates y sírvalo caliente.

De lo bueno, lo mejor.”

Nos volvemos a encontrar en la próxima reseña!

Anna.

• Si te gustó la nota, compartila en tus redes! •

Comentarios

    1. Autor de la
      Entrada
    1. Autor de la
      Entrada
      Anna De Marco

      No te preocupes Vane, para descargarlas tenés que estar suscripta -es gratis!- a La Sororiteca. Si aún no lo hiciste, podés hacerlo entrando acá: https://lasororiteca.com.ar/suscripcion/

      Si ya lo hiciste, vas a recibir el Mail de Bienvenida en donde te llegarán todos los enlaces para bajarte las películas que te perdiste hasta el momento. Cada semana recibirás un mail semanal con la nueva reseña y película disponible para descarga.

      Si te suscribiste pero no recibiste el Mail de Bienvenida, revisá tus carpetas de “Correo no deseado”, “Promociones” o “Spam”. Si está ahí, movelo a “Recibidos” o marcalo como “Correo deseado” para no tener problemas en futuros envíos.

      Al hacer click en los enlaces de descarga del Mail de Bienvenida, serás redireccionada a Mega, en donde están alojados los archivos. Una vez ahí, para descargar las películas gratis ingresá:

      Usuario: admin@lasororiteca.com.ar
      Contraseña: lasororiteca

      Avisame si pudiste 😉

  1. Natalia Mac

    Hermosa película, Anna. No la había visto, y me conmovió y me inspiró… Me alegra no habérmela perdido. Misión más que cumplida por acá! Gracias por compartirla!

    1. Autor de la
      Entrada
  2. Ceci

    Hola Anna, hola lobas! Me encantó volver a ver la peli desde esta mirada. La había visto de chica y no me acordaba de lo potente que es. Me quedé pensando en lo que decías del mundo feminista de Maléfica y en Tomates pasa algo similar: Idgie y Ruth construyen un lugar que alimenta a toda la comunidad y justamente por eso son agredidas. Sin embargo, el sentimiento de comunidad es tan fuerte que hasta el cana y el cura protegen a Idgie y Big George. Ellas construyen un lazo de hermandad y lo multiplican incluyendo​ a todos en su café. Nini lo refuerza cuando dice que había un pequeño mundo alrededor del café y que, cuando cerró, esa comunidad se fue diluyendo.

    1. Autor de la
      Entrada
      Anna De Marco

      Hola Ceci, ¡Gran mirada! Concuerdo completamente, me emociona leer comentarios así ♥ Que importante es esta película, tiene infinita cantidad de detalles escondidos y cada vez que uno nuevo es descubierto lleva a entender la película como más y más sorora que la vez anterior! Es increíble…
      ¡¡Gracias por el hermoso aporte!!

  3. Ceci

    😃 sí, la peli tiene mucho​ para observar. También es muy fuerte todo lo que dice sobre la credibilidad de los discursos. Ahí se arma una especie de jerarquía entre lxs desclasadxs en la que Idgie es la más confiable para la lógica patriarcal (más que una negra o un borracho vagabundo). Igualmente, en el juicio no alcanza con que dos mujeres se elijan y lo declaren. Tiene que venir el cura al rescate porque es la voz respetable del pueblo.
    Lo del cura me parece genial, porque si bien tiene un interés aparte (que Idgie vaya a la iglesia) hay un conocimiento de cómo funciona la ley y el reparto de credibilidad que es usado a favor de las chicas y de la comunidad.

    1. Autor de la
      Entrada
      Anna De Marco

      Exactamente, la jerarquía de discursos también corre para el sector de poderosos. Un hombre blanco heterosexual de mediana edad tiene todo el poder en esta sociedad, pero la palabra de un cura (todo lo anterior + el poder de la iglesia, la institución más poderosa del mundo) no puede ser jamás puesto en duda.

  4. Ceci

    O sea que la peli desnuda un montón de mecanismos, muestra qué pasa cuando las mujeres se unen y arman comunidad, qué resistencias y ataques esperar y también qué recursos se pueden usar a favor aunque no estén buenos.

  5. Soledad

    Hola Ana. Estoy tratando deconseguir el Link de esta peli. Estoy subscripta. La necesito para un espacio nuevo que estamos armando en el SI y el primer tema a abordar por supuesto es el de Sororidad.
    Podrías enviarmelo? Muchas gracias. Tu blog nos he de mucha ayuda.

    1. Autor de la
      Entrada
      Anna De Marco

      Hola Soledad! Muchas gracias por el interés!
      Si ya confirmaste tu mail y efectivamente completaste el proceso de suscripción el mail se te envía automáticamente al mail que hayas colocado. Si no lo ves en tu bandeja de entrada pueden ocurrir dos cosas:
      A. El mail que colocaste estaba mal escrito
      B. El correo entro en la carpeta de “correo no deseado”, “spam” o “promociones”. Revisá esas carpetas y de estar ahí movelo a la “bandeja de entrada” y marcalo como “correo deseado” para no tener problemas en los envíos futuros

      En este momento estoy enviándote manualmente el mail de bienvenida con los enlaces al correo que figura en este comentario, pero de todas formas realizá los pasos que te indico en el punto B para que siempre te lleguen correctamente el newsletter cada nuevo enlace semanal 🙂
      Cualquier duda, comentario o sugerencia podés escribirme a hola@lasororiteca.com.ar
      Abrazo sororo!
      Anna

  6. wabIncat

    Good blog! I really love how it is simple on my eyes and the data are well written. I am wondering how I might be notified when a new post has been made. I have subscribed to your RSS which must do the trick! Have a nice day!

    1. Autor de la
      Entrada
      Anna De Marco

      Thanks for the interes!
      If you have already suscribed then you’ll receive the Newsletter weekly, don’t worry! 😉

  7. Graciela

    me encanto tu analisis, es mi peli favorita de toda la vida. adoro la historia. los personajes. esas cuatro mujeres fantasticas. cuanta enseñanza!!!l mire la peli muchisimas veces, y cada vez me encanta mas!!!

    1. Autor de la
      Entrada
      Anna De Marco

      Que lindo que te haya gustado! Yo también la vi incontables veces, porque cada vez es como ver una peli nueva, tiene interminables detalles! ♥
      Abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *