Lucha – Lo imposible sólo tarda un poco más.

Seas una loca por el hockey o no, la conocés. Estás al tanto de que es la mejor del mundo. Y si amás este deporte tanto como yo, entonces simplemente SABÉS de lo que te estoy hablando. Luciana es una apasionada del hockey y despierta pasiones con su fortaleza. Luciana misma ES una pasión que se lleva dentro, porque es determinación, es fuego, y a la vez es humildad pura. “En la cancha se ven los pingos” reza el dicho y es casi exclusivamente en la cancha donde puede verse la explosión del fuego que ella lleva dentro. Es una jugadora sólida, consistente, imparable. Pero no lo hace sola, Luciana siempre se valió de sus compañeras para avanzar y siempre lo dejó bien en claro. Sus desiciones siempre fueron en pos del bienestar del equipo, siempre sorora, rugiendo tan fuerte que despertó a un mundo entero.

El documental fue estrenado en 2016, dirigido por Ana Quiroga y producido por Milagro Lay González. Fue co-escrito también por ellas dos, y se nota. Otra participación femenina que quiero destacar es la del montaje, realizado por Manuela Quirós. En el film son entrevistadas no sólo enormes jugadoras argentinas de la talla de Ayelén Stepnik, Cecilia Rognoni y Magdalena Aicega, si no también gigantes como Maartje Paumen (Selección de Holanda) o Alex Danson (Selección de Inglaterra) siendo sumamente sobrecogedor lo que tienen sus rivales para decir de Luciana.

Lo que realmente me emociona de este film es la forma de abordar el hecho de que la Selección Argentina de Hockey Femenino resignificó completamente su equipo a partir del momento en que decidieron darle un nombre y un símbolo al mismo. No es casual que hayan elegido entre todas UNA LEONA. Las jugadoras, ahora leonas, bajo este símbolo eligieron HACER MANADA y a partir de ésto comenzaron a ganar imparablemente, a disfrutar sus partidos, a elevar su confianza individual y grupalmente. Se empoderaron y sororizaron. Fortalecieron su espíritu y su juego bajo este concepto hasta quizás inconciente que desarrollaron.

“Éramos 18 amigas, eso facilitaba todo… todo se sobreponía, íbamos todas para el mismo lado.”

Más claro, imposible, no?

Qué palabras íbamos a tener, si ya teníamos todo.

Me enfurezco cada vez que los medios hegemónicos de (in)comunicación la presentan como “la Maradona del hockey” o la “Messi femenina“. ¡Ella es Luciana “Lucha” Aymar, carajo!, una mujer con nombre propio, la indiscutible mejor del mundo, una jugadora sin precedentes, la que se abrió paso en un deporte olvidado por un país sumamente machista y futbolero posicionando al hockey en un lugar altísimo. Es la que alcanzó un podio completamente ganado a fuerza de sacrificios personales para que todas las nenas no sólo de Argentina, si no del mundo pudieran tener una referencia de heroína, de fuerza, de humildad, de EMPODERAMIENTO. Luciana Aymar no ganó millones con su carrera, así como lo hacen los jugadores de fútbol, el deporte-negocio más difundido del planeta tierra (habilitados estos privilegios monetarios únicamente para varones, por supuesto). No se hizo millonaria, pero sí amó el hockey con tanto CORAZÓN que logró transmitir su pasión a todo un mundo, logrando ser admirada tanto por rivales como por fanáticxs. Luciana Aymar logró ponerse al hombro un deporte entero y lo dejó en la cima de la visibilización, ganando de esa forma seguidorxs, sponsors, mejoras y beneficios para todos los equipos de hockey de Argentina.

“El éxito en mi vida fue haber hecho lo que me apasionó siempre. (…)

No dejar de lado mis convicciones, más allá de la pareja, la familia o la amistad, no dejar de lado lo que yo sentía y quería hacer.”

Gracias Lucha, por tu inmensa lucha. Sos una inspiración infinita, y una referente inolvidable.

Y por si todavía te quedan dudas de que este documental va a emocionarte tanto como a mí, te dejo el trailer:

Para poder visualizar este documental, La Sororiteca apuesta al cine argentino y les deja el enlace para verlo desde la plataforma CINEAR PLAY desde donde podrán verla en streaming y alta calidad abonando la módica suma de $30 por visualización (lo que vale hoy día una Coca-Cola en el kiosko). De esta forma estaremos apoyando e impulsando el trabajo de muchas compañeras en la Industria Cinematográfica Nacional donde el 57% del total de estudiantes de Artes Audiovisuales son mujeres (con los promedios de calificación más altos), pero a la hora de trabajar se hace muy duro siendo el medio un entorno sumamente patriarcal, dando como resultado que existan actualmente sólo 2 mujeres por cada 8 hombres trabajando.

(si les interesa conocer más al respecto de esta desigualdad laboral, les recomiendo apoyar al Colectivo de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales, del cual felizmente formo parte, y en el que trabajamos activamente a diario con el objetivo de paliar este tipo de violencia laboral a la que lamentablemente estamos expuestas las mujeres que elegimos esta carrera. Seguiremos porque no nos van a quitar nuestra pasión, vamos a seguir luchando incansables y a seguir abriendo camino para las que vienen detrás) 

Mirá “Lucha, jugando con lo imposible” clickeando ACÁ

¡Y ARRIBA EL CINE ARGENTINO!

¡Nos leemos en la próxima reseña!

• Si te gustó la nota, compartila en tus redes! •

Anna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *